Dra. María Inés Merchán Felipe – Problemas del suelo pélvico

 en Colón 15, Ginecología

Los problemas del suelo pélvico son una de las cuestiones más actuales en la vida de la mujer, ya que cada día se le está prestando más atención y la información que se tiene de cómo prevenirlos  y tratarlos afortunadamente están de plena actualidad. 

Hasta ahora muchas mujeres asumían que tener un problema del suelo pélvico ya sea un prolapso o una incontinencia de orina  es algo normal,  que aparece con  la edad, que su madre o su abuela ya lo padecieron y no hacen nada ni consultan para ponerle remedio.

Afortunadamente cada día son más las mujeres que informan y buscan ayuda especializada tanto para prevenir como para  solucionar los problemas que le surgen relacionados con una parte tan importante de su cuerpo para  el mantenimiento de la calidad de vida tanto física como sexual como es el suelo pélvico.

Dentro de las disfunciones del suelo pélvico uno de los problemas más frecuentes es el prolapso genital.

¿Qué es le prolapso genital?

El prolapso es una patología importante dentro de las disfunciones del suelo pélvico y se define como el descenso de uno o más órganos, entre los que se incluyen el útero, la vagina, la uretra, la vejiga, el recto, el colon o el intestino delgado, desde su posición anatómica habitual. Este desplazamiento se produce como consecuencia del fallo de las estructuras de soporte y puede alcanzar diferentes grados. Entre os factores que aumentan el riesgo de padecer u prolapso uterino se encuentran el haber tenido uno o más embarazos y partos vaginales, dar a luz a un bebé de gran tamaño (mayor de 4 kilos), la edad avanzada, la obesidad, haberse sometido a cirugías pélvicas, el estreñimiento crónico y los antecedentes familiares de debilidad del tejido conjuntivo.

¿Cómo se diagnostica y se trata el prolapso genital?

La correcta evaluación de prolapso se realiza con una exploración ginecológica minuciosa llevada  cabo por un especialista en dicho campo y es el que propondrá el tratamiento de manera individualizada y más adecuado en cada caso. Este tratamiento  puede ser conservador o quirúrgico dependiendo del grado, la edad de la paciente, su deseo gestacional, la sintomatología y la afectación de la calidad de vida.

El tratamiento conservador comprende: 
  • Eliminar o minimizar los factores de riesgo, incluyendo la intervención sobre el estilo de vida (perder peso, evitar el estreñimiento,  realizar sobreesfuerzos)
  • Tratamiento hormonal local para mejorar el trofismo geital
  • Ejercicios de fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico (ejercicios de Kegel).
  • Pesarios: son utilizados cuando la mujer se encuentra muy molesta con el prolapso y no desea operarse o porque debido a su edad u otros problemas médicos no puede someterse a una intervención quirúrgica.

La cirugía está indicada cuando el prolapso es sintomático y afecta a la calidad de vida, es decir, en pacientes que presentan sensación de bulto en genitales externos y este síntoma les molesta.  Los objetivos del tratamiento quirúrgico son obtener un buen resultado anatómico de forma que el síntoma principal (sensación de bulto genital) quede resuelto desde el punto de vista de la paciente. También hay que procurar mejorar o mantener la funcionalidad del suelo pélvico y prevenir la recurrencia del prolapso o la aparición de nuevos problemas de suelo pélvico. Esto último no siempre es posible ya que depende en gran medida de las características de la paciente y de la presencia de factores de riesgo de recidiva.

Si quieres más información puedes pedirnos cita AQUÍ y un equipo especializado le atenderá a la mayor brevedad posible.

Puedes seguirnos en las redes sociales, podrás encontrar contenido que le puede ser de gran ayuda para mejorar la madurez femenina.

Entradas recientes

Deja una respuesta

¿Qué andas buscando?

menopausiala incontinencia urinaria soluciones