CIRUGÍA DE
HERNIA DE DISCO

TRATAMIENTO MÍNIMAMENTE INVASIVO

1 - Conceptos generales sobre la hernia de disco

Una hernia discal ocurre cuando uno de los discos intervertebrales de la columna vertebral sufre un daño en su contorno externo (llamado anillo fibroso) haciendo que el material gelatinoso interno (o núcleo pulposo), salga y comprima la delicada médula espinal, encargada de llevar y traer los impulsos nerviosos del tronco y las extremidades inferiores.

La espalda es una zona extremadamente importante del cuerpo, ya que es la estructura que nos permite caminar erguidos o realizar movimientos corporales de importancia, como usar nuestras manos, mantener en alto nuestra cabeza o simplemente, caminar.

La columna vertebral (el pilar fundamental de la espalda) está conformada por un complejo sistema de músculos, tendones, huesos y ligamentos que trabajan en coordinación para sostener más de la mitad de nuestro peso total (y por ende, los órganos vitales).

Sin duda alguna, padecer algún tipo de problema en la columna vertebral ocasionará consecuencias que impactarán negativamente sobre el desempeño físico, los movimientos corporales y la ejecución de tareas.

Las hernias discales (o de disco) son particularmente frecuentes en mujeres mayores de 45 años de edad, lo que hace suponer una relación entre los procesos degenerativos propios de la menopausia y el riesgo de desarrollar un colapso de disco intervertebral, no obstante, cualquier persona puede (por factores genéticos o a raíz de accidentes físicos) padecer esta patología.

hernia discal cirugia colon sevilla
La edad es uno de los factores de riesgo que más pueden influir en la aparición de esta dolencia.

¿Cual es la función de los discos invertebrales?

La columna vertebral es una de las estructuras anatómicas más complejas del cuerpo; una serie de huesos de forma irregular apilados uno sobre el otro (vértebras) son el verdadero sostén del organismo.

Los discos intervertebrales son una especie de cojinetes de cartílago resistente que, no solo unen vértebra con vértebra de manera firme para permitir un ligero movimiento entre sí, sino que además ayudan a amortiguar movimientos bruscos de la columna vertebral y resistir gran parte del peso del cuerpo.

¿Qué hay dentro de un disco intervertebral? En el interior de estas estructuras hay un centro con una sustancia mucosa rica en colágeno y ácido hialurónico llamado núcleo pulposo y, alrededor de este, un reborde de elástico cartílago llamado anillo fibroso se adhiere íntimamente al tejido óseo de las vértebras. Ambas zonas trabajan como una sóla pieza que absorbe cambios de presión y movimientos en cualquier dirección, así como lo hace el amortiguador de un coche.

Aparte de las vértebras (y de los discos intervertebrales) muchos músculos y ligamentos, insertados en ellas proveen resistencia y tonicidad al sistema y evitan que ocurran desajustes de la alineación normal de la postura.

hernia discal causas colon sevilla
Cualquier tipo de hernia discal (ya sea una protrusión discal, un prolapso, una extrusión o un secuestro) encuentra solución inmediata y con resultados duraderos a largo plazo gracias a la cirugía.

2 - Causas comunes ¿Qué puede ocasionar que un disco intervertebral colapse?

Las hernias de disco suelen ser el resultado de una:

  • Malas posturas corporales durante años, inclusive, como las que ocurren al dormir mal, encorvar excesivamente la espalda o cargar demasiado peso.
  • Lesiones traumáticas en las que en cuestión de segundos la compresión sobre los discos intervertebrales fue tal que logró romper el anillo fibroso externo y forzar la salida del núcleo pulposo hacia la cavidad medular.

Es importante entender que la ubicación más frecuente de hernias discales en la espalda se corresponde con la región lumbar (o de la espalda baja) debido a que la carga de peso suele ser mayor y los discos intervertebrales son más grandes. Otro sitio que frecuentan las hernias discales es la región cervical, ocasionando disfunciones del movimiento en brazos y dolor intenso.

Resulta bastante infrecuente el caso de hernias en discos torácicos o dorsales, aunque si pueden presentarse.

Al haber prolapso del núcleo pulposo y compresión sobre la médula espinal o sobre alguna raíz nerviosa, estos últimos tienen a irritarse y eso es lo que produce el dolor.

También, existen factores de riesgo que favorecen la probabilidad de desarrollar una hernia discal, entre ellos:

  • Genética, si un familiar directo (padre, madre, hermanos) han padecido una hernia discal deberíamos vigilar nuestra espalda.
  • Hábitos cotidianos, como trabajar alzando grandes cantidades de peso o realizando actividades extenuantes para la espalda.
  • Sobrepeso y obesidad, por la sobrecarga del peso corporal.
  • Osteoporosis, debido a que si existen problemas de absorción de calcio (o deficiencias severas del mineral) en la alimentación o como la que ocurre después de la menopausia, es probable que la calidad del tejido cartilaginoso se vea afectada.
  • Fracturas óseas en las vértebras, generalmente por lesiones traumáticas importantes.
  • Lesiones deportivas, al exceder por mucho la capacidad que tiene la espalda para soportar peso o cambiar repentinamente de posición. Jugadores de fútbol americano, rugby, lucha, artes marciales o practicantes de motocross suelen ser los que según las estadísticas más padecen de daños en discos intervertebrales.
hernia discal tratamiento colon sevilla
Tener una musculatura débil, es otro de los factores que suelen desencadenar con mayor probabilidad protusiones discales que necesiten ser tratadas en el caso de convertirse en hernias.

3 - ¿Cuándo es momento de visitar al médico?

Sin una revisión médica es técnicamente imposible saber si padecemos una hernia de disco, pero existen signos de alarma que deberían indicar problemas en la columna vertebral que necesitan tratamiento, entre ellos:

  • Dolor intenso y lenta progresión en la zona lumbar que podría irradiarse (o no) hacia las piernas, los muslos o el abdomen (o hacia los brazos si es una hernia de disco cervical).
  • Este dolor suele ser medianamente difuso y difícil de aliviar con analgésicos convencionales (ibuprofeno, acetaminofén, AINES, etc.).
  • Dificultad para realizar movimientos en las piernas, como caminar o mantener la estabilidad al estar de pie. En caso de una hernia cervical, dificultades al intentar mover el cuello o flexionar los brazos son las características más evidentes.
  • Ciatalgia o dolor del nervio ciático, el más largo y grueso del cuerpo humano, lleva (y trae) información sensitiva y motora de las piernas.
  • Ocasionalmente, cuando la compresión medular es significativa suelen producirse problemas de incontinencia urinaria o de control de esfínteres anales.

Por poco invasiva que sea la cirugía, afortunadamente no todos los casos deben tratarse con ella, sino que descubiertos a tiempo, pueden estabilizarse con tratamiento conservador, sobre todo farmacológico, fisioterapeutico o postural.

4 - Diagnóstico de una hernia discal

La prioridad inicial del especialista en el momento de visitar nuestro centro de Sevilla por molestias en la espalda consistirá en descartar otras afecciones más frecuentes como por ejemplo, dolores musculares, desgarros miofasciales, tendinitis, artrosis, fracturas óseas de las vértebras, entre otros.

La segunda prioridad del médico será dar el tratamiento más adecuado al padecimiento. 

  • EXAMEN FÍSICO

 El examen físico del paciente es importante porque ayuda a empezar a sospechar qué problema puede haber en la espalda y cuánto está afectando la calidad de vida del paciente.

El examen físico medirá el grado de daño medular evaluando las funciones motoras en las extremidades y la capacidad de respuesta ante estímulos sensitivos, siendo esta una forma de descubrir cuál es la ubicación exacta de la hernia discal.

Generalmente, las hernias discales se ubican entre la primera y tercera vértebra lumbar, justo por debajo del nivel de la última costilla.

  • IMÁGENES MÉDICAS
  • Radiografías (o rayos x) ayudan a ver si existen deformaciones en el tejido óseo de las vértebras o si estas se han dislocado, en una patología llamada
  • Resonancia magnética, útiles para observar el canal medular y confirmar si existe algún tipo de compresión nerviosa que esté causando dolor. También se usa para evaluar si los discos intervertebrales carecen de integridad, si están deformados o se están degenerando.
  • Tomografía axial, especialmente su versión más reciente: mielo – TAC que permite visualizar el trayecto de los haces nerviosos y si existen o no, compresiones raquídeas, tumores o hernias discales.
  • Mielografía. Consiste en inyectar medios de contraste para identificar el trayecto de los nervios a lo largo del cuerpo y si hay algún tipo de foco de origen de dolor.

5 - Posibles tratamientos

La gran mayoría de las lumbalgias (o dolores lumbares) se tratan inicialmente con reposo medicado para disminuir la sobrecarga de peso y tensión en la zona. Sin embargo, cuando el dolor se vuelve crónico y no desaparece por sí solo se debe sospechar de un problema mayor, como una hernia discal. 

  • FÁRMACOS Y MEDICAMENTOS

Los medicamentos más utilizados en el tratamiento de las hernias discales son los analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (comúnmente llamados AINES) para reducir el dolor y aliviar la inflamación, especialmente en las primeras etapas de la enfermedad cuando el dolor no es tan limitante.

Si la hernia de disco se combina además con espasmos musculares o desgarres, el dolor será aún más intenso. Los miorrelajantes (como el tiocolchicósido) son aconsejados.

En ningún caso se permite la automedicación, que podría conllevar más consecuencias negativas que positivas. 

  • CIRUGÍA ¿EN QUÉ CONSISTE?

 Al haber confirmado una compresión medular por un disco intervertebral herniado (por medio de imágenes médicas) y al haber agotado el tratamiento conservador (reposo o disminución de actividad física y terapia con medicamentos) o por otro lado, que el daño nervioso sea inminente, se considera el tratamiento quirúrgico.

 Una operación de hernia discal es una cirugía poco invasiva y de pequeño acceso que se realiza a través de una pequeña incisión en la piel de la espalda (justo en el sitio exacto del disco intervertebral colapsado, ya localizado con imágenes médicas) para acceder hasta la cavidad medular y reparar el defecto, extrayendo la porción de disco colapsado y cerrándolo.

Esta cirugía implica anestesia general y suele durar un poco más de un par de horas, la recuperación dentro del hospital es de dos días y el paciente puede retornar a sus actividades cotidianas de forma completamente normal en 30 días. 

  • Es tendencia en nuestra especialidad aplicar la técnica quirúrgica denominada "microdiscectomía", la cual es menos invasiva que anteriores técnicas como la discectomia. El uso preciso de micro-cirugía focalizandonse en las zonas concretas del daño nervioso suponen un menor tiempo de hospitalización y recuperación, con menos complicaciones (como pueden ser las infecciones post-hospitalarias) y, además, reduciendo los costes.

    Dr. Carlos Faga
    Dr. Carlos Faga Director médico de la Unidad de Neurocirugía de Colon15 en Sevilla
  • FISIOTERAPIA

 La fisioterapia, en especial la fisioterapia de rehabilitación ha resultado ser sumamente útil en la recuperación postoperatoria de cirugías de hernias discales, aumentando el nivel de éxito de la intervención y facilitando el retorno a las actividades cotidianas.

Por medio de ejercicios posturales, la fisioterapia ayuda a que el paciente consiga mantener un alineado tono muscular y previene la aparición de nuevas hernias.

6 - Preguntas frecuentes en nuestra consulta de Sevilla

¿La terapia con células madre para tratar hernias de disco es efectiva?

La terapia con células madre mesenquimales es una de los procedimientos médicos más novedosos que existen para tratar hernias discales producidas por procesos degenerativos del cartílago.

Este tratamiento consiste en inyectar células madre (obtenidas del mismo paciente) dentro del cartílago dañado para reactivar su regeneración celular y detener su degradación, propia de la edad o de estilos de vida predisponentes.

Estas células madre se obtienen previamente a partir del tejido adiposo de la zona abdominal del mismo paciente, por esta razón no existe riesgo de rechazo celular o reacciones alérgicas. Es un método bastante seguro y efectivo que se puede realizar en un par de horas, prescindiendo de la necesidad de reposo médico, que incapacita laboralmente.

¿Se pueden prevenir las hernias de disco?

Sí es posible prevenirlas y para ello la postura corporal juega un papel clave, evitando que el peso del cuerpo se distribuya incorrectamente o se sobrecargue en un solo punto, comprimiendo en exceso a los discos intervertebrales. La postura corporal debe ser:

  • Equilibrada, para sostener el peso corporal de forma igual entre el lado derecho e izquierdo y evitar que uno de ellos se sobrecargue y se lesione.
  • Alineada, con los hombros ligeramente hacia atrás y el cuello recto podremos elevar el tórax y evitar sobrecarga en la zona lumbar.
  • Firme pero flexible, es decir, estable pero elástica para los movimientos. Ser demasiado rígidos puede lesionarnos.
  • La postura ante todo debe ser cómoda, sin forzar las curvaturas normales (curvatura torácica hacia atrás y la lumbar hacia adelante) para evitar desgastarlas.

También es importante cuidar de la espalda mientras se está durmiendo con un buen colchón, acostados transcurre más de un tercio de la vida. El ejercicio regular puede ayudar a mantener los músculos de la espalda, elásticos y tonificados y, a los discos intervertebrales, en movimiento.

Siempre levantar objetos pesados desde una posición en cuclillas, usando las caderas y las piernas para hacer el trabajo pesado. Nunca levantar, torcer y doblar al mismo tiempo.

¿Cuáles son las complicaciones de una hernia discal no tratada a tiempo?

Una hernia de disco no tratada puede terminar en serias complicaciones, irreversibles incluso. Al comprimir por mucho tiempo raíces nerviosas, estas se pueden atrofiar y morir, lo que finalizaría en la pérdida total de funciones motoras y sensitivas.

No es común pero sí que hemos tratado pacientes que han quedado completa o parcialmente, inmovilizados o paralíticos de la cintura para abajo.

Si la hernia corresponde a una de tipo cervical, las complicaciones pudieran aún peores, como por ejemplo: parálisis de los brazos, hombros caídos, dolores crónicos en brazos, imposibilidad para sentir estímulos o mover el cuello, entre otros.

Es de vital importancia el chequeo médico constante para mantener a raya estas complicaciones.

¿Puedo realizar esfuerzo físico una vez la tengo diagnosticada?

Todo depende de grado de compresión medular, y para ello, es el médico tratante el que determinará cuánto esfuerzo físico es permitido realizar.

Muchos pacientes con hernias discales, aun sabiendo que padecen estos problemas, creen que no sintiendo dolor importante están exentos de agravar su condición y sobrecargan su columna vertebral, y no es así. Aumentar la presión en un disco intervertebral dañado, como el que ocurre al levantar una carga pesada desde el piso,  puede hacer que este se rompa causando un dolor intenso y probablemente, parálisis muscular temporal prolongada…por no hablar de algo peor.

¿La ‘medicina alternativa’ podría ayudarme?

No hay demasiados estudios al respecto, por los que no existe excesiva evidencia científica con la cual responder a esta pregunta. En nuestra experiencia empírica, la medicina alternativa u oriental como la acupuntura pueden producir un alivio temporal o pasajero de ciertos síntomas en algunas personas con hernias discales leves. En los casos graves sin embargo, por tratarse un defecto anatómico importante de la cavidad medular, es prácticamente imposible reparar ese defecto por medio de estas técnicas.

Las protrusiones y hernias discales son realmente algo común entre la población. Se calcula que más del 30% de los adultos presenta una hernia, aunque no todas pinzan los nervios hasta resultar dolorosas. Es justo en ese punto cuando se precisa tratamiento

7 - Precio y posibilidades de financiación

Proximamente

Referencias:
  1. Herniated disk (Hernia de disco). American Association of Neurological Surgeons (Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos).
  2. [Effectiveness evaluation of Prodisc-C prosthesis for more than 10 years follow-up after total cervical disc replacement] Xu S, Liang Y, Zhu Z, Wang K, Liu H. Zhongguo Xiu Fu Chong Jian Wai Ke Za Zhi. 2019 – English version. PMID: 30983184

  3. Herniated disk in the lower back (Hernia de disco en la parte inferior de la espalda). American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos).

  4. Complications, reoperations, readmissions, and length of hospital stay in 34 639 surgical cases of lumbar disc herniation. Fjeld OR, Grøvle L, Helgeland J, Småstuen MC, Solberg TK, Zwart JA, Grotle M. Bone Joint J. 2019. PMID: 30929479

  5. AskMayoExpert. Herniated disk (Hernia de disco). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
carlos faga

¿Quiere preguntar o comentar algo
sobre tu caso? Hazlo ahora.

Déjanos un comentario más abajo o escríbenos para mayor privacidad a info@colon15.com

Deja un comentario

¿Qué andas buscando?