CÁNCER DE COLÓN
VIDA ANTES Y DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

1 - ¿Qué es y a qué se debe el cáncer colorrectal?

El cáncer de colon (también conocido como cáncer colorrectal) es una neoplasia maligna que se desarrolla en la cavidad abdominal a nivel de intestino grueso, generalmente del lado izquierdo cerca de su desembocadura en el recto.

En los países occidentales como España o Estados Unidos, el cáncer de colon representa el segundo tipo de cáncer más frecuente (después del cáncer de pulmón en hombres y de mama en mujeres), siendo una importante causa de muertes. Cada año se confirman más de 26 mil nuevos casos, sólo en España.

La mayoría de los casos de cáncer en el colon o recto son detectados en personas mayores de 40 años de edad, con picos de incidencia entre los 60 y 75 años.

Por alguna razón poco conocida, las mujeres tienen mayor probabilidad de padecer cáncer en las paredes del colon en comparación con los hombres,en los que es más frecuente el cáncer a nivel del recto.

El 95 por ciento de estos casos de cáncer corresponden al tipo adenocarcinoma (es decir, cáncer en la porción glandular del colon. Mismas glándulas que en condiciones normales son las encargadas de secretar moco para mantener lubricado el paso de las heces a través del colon). El 5 por ciento restante se reparte entre linfomas cólicosy carcinoma de células escamosas.

A menudo, el cáncer colorrectal se produce por malignizaciónde ciertas masas de tejido que crecen desde las paredes del colon hacia la luz intestinal, llamados pólipos adenomatosos y que previamente fueran benignos.

2 - Breve anatomía del colon y del recto

El intestino grueso es una de las partes importantes del tubo digestivo, el cual cuenta desde la boca hasta el ano. Este, está conformado por tres estructuras: el ciego, el colon y el recto.

A su vez, el colon se divide en cuatro segmentos: el colon ascendente (o derecho), colon transverso, colon descendente (o izquierdo) y colon sigmoideo, que se conecta por debajo con el recto.

En total, el colon (la porción más larga y ancha del intestino grueso) mide casi 1,5 metros de largo en una persona adulta y tiene una morfología bastante peculiar. Aunque es un “tubo” no es completamente uniforme, tiene una serie de abombamientos llamados haustras.

Las paredes del colon son relativamente más gruesas y con más músculo liso que el intestino delgado (con el que se conecta por arriba). Esto se debe a que una de las funciones del colon es la de transportar constantemente las haces hacia el recto para ser excretadas.

Estos movimientos ondulantes del colon se conocen como peristalsis y son los empujan el contenido hacia fuera. Además de los movimientos de peristalsis (que tienen forma circular), el colon también realiza movimientos longitudinales para acortar su longitud.

A nivel microscópico, las paredes del colon se dividen en capas. La mucosa es un epitelio liso que se renueva continuamente por estar en contacto íntimo con las heces y que cumple un papel fundamental, el de absorber agua y algunos electrolitos dando como resultado, las heces consistentes que conocemos.

Las glándulas mucosas (en la capa mucosa, la más interna) son numerosas y ayudan a que el contenido del colon se pueda deslizar sin tanto inconveniente.

Luego de la mucosa, está la capa muscular (con abundantes fibras de músculo liso) y la capa serosa (la más externa).

3 - Tipos de cáncer de colon y fases de la enfermedad

Aunque el mecanismo de patogenia del cáncer es prácticamente el mismo sea cual fuere la localización, existen diferencias clave entre los cáncer de colon derecho y de colon izquierdo.

En cáncer localizado en la porción ascendente del colon (es decir, en el colon derecho) suele tener un patrón similar a un parche que protruye poco hacia la luz intestinal y causa frecuentemente anemias, por razones de absorción de nutrientes.

El cáncer de la porción descendente del colon (del lado izquierdo del colon) se caracteriza por crecer en forma circunferencial, rodeando la luz intestinal a modo de anillo y, ocasionando síntomas más evidentes como obstrucciones intestinales y hemorragias fecales.

Al confirmar por medio de pruebas diagnósticas un caso de cáncer colorrectal y conocer además su localización exacta, el médico tendrá la necesidad de realizar una estatificación para determinar el grado de evolución y así aplicar el tratamiento más adecuado.

Los estadios del cáncer colorrectal son los siguientes:

  1. El cáncer en la mucosa del colon no se ha diseminado.
  2. El cáncer en la mucosa del colon atravesó las otras capas (muscular y serosa) pero no ha llegado a ganglios linfáticos.
  3. El cáncer colorrectal invadió ganglios linfáticos.
  4. El cáncer colorrectal invadió órganos lejanos como el hígado o el pulmón (metástasis).
colsotomia colon sevilla
Los síntomas del cáncer colorrectal varían dependiendo de la ubicación del cáncer en el colon o recto, aunque es posible que no haya síntomas en absoluto. La mayor probabilidad es que se desarolle en la parte izquierda del colon.

4 - Signos y síntomas de la enfermedad ¿Cómo evolucionan?

Factores como la edad, los hábitos de salud, el estadio del cáncer y la existencia de otras enfermedades son los que hacen que la patología se manifieste de formas muy diferentes en cada persona. En general, son ciertos síntomas los que alertan al paciente y lo hacen buscar ayuda médica.

Entre ellos están:

  • Diarreas sin explicación aparente y estreñimiento.
  • Presencia de sangre en heces.
  • Dolor a los lados del abdomen.
  • Malestar abdominal (cólicos, gases, nauseas, vómitos, etc.).
  • Sensación persistente de defecación.
  • Debilidad y fatiga del cuerpo.
  • Pérdida de peso sin explicación aparente.

Existen leves diferencias entre el cáncer de colon derecho e izquierdo, ocasionado el primero de ellos anemia y el segundo, sangre en heces.

Cuando el cáncer de colon y recto se encuentra muy próximo a la uretra, podría causar cierta compresión e inflamación (uretritis), confundiendo el diagnóstico con infecciones urinarias.

Por ser signos y síntomas similares a los causados por enfermedades más frecuentes como indigestión o gastritis, suele retrasarse el manejo médico del cáncer hasta cuando ya es muy tarde.

5 - Prevención

Es difícil entender los mecanismos fisiológicos por los cuales algunas personas desarrollan cáncer y otras no. La comunidad científica, simplemente, aún está intentando dilucidar su naturaleza al 100%.

En la gran mayoría de casos, son los factores genéticos los que aumentan la probabilidad de que los defectos en el ADN de las células tengan lugar, dando origen a tumores.

A pesar de que es la genética la que suele condicionar la aparición de procesos cancerígenos como el cáncer colorrectal, existen estilos de vida protectores, dentro de los cuales se encuentran:

  • Buena alimentación, con consumo diario de frutas y verduras, evitando los excesos de grasa y alimentos procesados (harinas, enlatados, frituras, etc.).
  • Ejercicio físico frecuente, para mantener tonificados los músculos, resistentes las articulaciones y en forma el corazón.
  • Salud mental y emocional, en la que se puedan sobrellevar las cargas de cada día, disminuyendo los niveles de estrés y ansiedad. La depresión es un factor asociado con ciertos tipos de cáncer.
  • Chequeos médicos periódicos que permitan evaluar la salud del cuerpo en general.
colon cancer sevilla
Un tumor es una masa de tejido funcionalmente incompetente que puede comprimir órganos vecinos, gastar reservas nutricionales del cuerpo e invadir otros sitios del cuerpo (es lo que denominamos metástasis).

6 - Diagnóstico y detección

La detección temprana del cáncer de colon y recto es recomendable que comience con chequeos a partir de los 50 años de edad, especialmente en personas que tienen antecedentes familiares o personales, de cáncer.

Dentro de los métodos diagnósticos se destacan:

  • Tacto Rectal. Más del 20 por ciento de los carcinomas de colon y recto pueden palparse mediante tacto rectal. Generalmente no se realiza por sí sola, sino como procedimiento previo a una colonoscopia o sigmoidoscopia o como procedimiento de palpación de próstata, en hombres mayores de 40 años de edad.
  • Prueba de SOH. Que ayuda a determinar analíticamente si existe trazos de sangre en las heces de manera oculta (debido a que se requiere un sangrado considerable como para teñirlas heces). Al existir una tumoración, muy probablemente esta sangre un poco cada vez que la materia fecal la roce, en su paso a través del colon. Esto también ocasiona dolor intenso en un lado del abdomen, síntoma presente en los casos de cáncer de colon y recto.
  • Que puede ser flexible orígida, pero el fundamento es el mismo: insertar a través del ano, un tubo largo y delgado con una cámara de vídeo en su extremo para así tener imágenes de las paredes del recto y del colon sigmoide.
  • Es prácticamente similar a la anterior pero con la diferencia de que con la colonoscopia, el médico puede llegar a visualizar en una pantalla de TV todo el trayecto del colon, llegando incluso, hasta la porción final del intestino delgado. Además de esto, también permite la posibilidad de extraer porciones de tejido (para ser examinadas en biopsias) y realizar intervenciones quirúrgicas, como extirpar tumores.
  • TC (tomografía) con contraste. Consiste en introducir un enema rectal de una solución que contenga una sustancia opaca (sulfato de bario) para que, al realizar una tomografía computarizada (TC) pueda quedar una imagen del contorno del enema en la cavidad abdominal, dentro del colon.

También suelen realizarse pruebas de química sanguínea (hemogramas) y pruebas de función renal y hepática, órganos que pudieran verse afectados por procesos tumorales en el colon.

Existen además, unas pruebas de laboratorio aún más específicas para la detección de cáncer de colon y recto: los marcadores tumorales, dentro de los cuales, los más importantes para esta patología son el antígeno carcinoembrionario (o CEA) y el antígeno CA 19-9.

El tiempo requerido para poder llegar a un diagnóstico propiamente dicho, suele ser largo y complicado, pero necesario para entender qué tan grande es el desafío y así aplicar el mejor tratamiento.

7 - ¿Cómo se trata?

El tratamiento del cáncer de colon y recto debe ser multidisciplinario, abordando todos los aspectos de la enfermedad. Para ello, es un equipo médico calificado, el encargado de tomar en conjunto, las decisiones terapéuticas más acordes con cada paciente. Respetando siempre, su autonomía y derecho a la vida.

Las condiciones del paciente, el estadio de la enfermedad y la existencia de otras patologías, son las que determinarán el tratamiento.

Dentro de los tratamientos usados en el manejo clínico del cáncer de colon y recto están:

  • Cirugía. Son muchos los procedimientos y abordajes quirúrgicos destinados a extirpar tumores dentro del colon y suelen ser una prioridad en los estadios iniciales de la enfermedad, para así prevenir que el cáncer crezca y se disemine a otros tejidos. La cirugía puede ser de tipo convencional o, mínimamente invasiva (a través de laparoscopia o colonoscopia).

Los tumores extraídos del colon son llevados a laboratorios especializados en células cancerígenas, para conocer la naturaleza de la neoplasia (biopsias).

  • Especialmente si después de una cirugía, quedan trazos de cáncer en el sistema. Para ello, se administran fármacos antineoplásicos. Las desventajas de este tratamiento son muchas.
  • Suele combinarse con quimioterapia y al igual que ella, trae consigo bastantes desventajas. Consiste en aplicar radiación ionizante para hacer que las células cancerosas mueran y el sistema inmunológico del paciente, drene esos desechos.

Existen otros tratamientos que suelen emplearse combinados a los anteriores, complementando su acciones y aumentado el nivel de éxito en el tratamiento. Entre estos se encuentran:

  • Inmunoterapia en la que deben realizarse pruebas específicas para determinar si es factible aplicarla. Este tratamiento se basa en fortalecer el sistema inmunitario para que haga frente al cáncer.
  • Terapia con rayos protónicos, más precisos a la hora de eliminar tumores en comparación con la radioterapia convencional.
  • Cuidados paliativos de los síntomas como el dolor y los malestares abdominales.
  • Apoyo psicosocial en la que el paciente pueda encontrar las herramientas protectoras que le ayuden a mantener la salud mental y la estabilidad emocional.
tratamiento cancer colon colon sevilla
En muchos caso de cáncer de colon y recto el tamaño del tumor puede llegar a ser tan grande (o la diseminación tan extensa) que se hace necesario la extirpación de una porción del colon, en un procedimiento llamado colectomía parcial.

8 - Pronóstico y mortalidad

En términos generales, el pronóstico del cáncer de colon y recto depende directamente del estadio del tumor o de si existen patologías asociadas que puedan llegar a complicar aún más, el tratamiento.

La tasa de supervivencia en 10 años a cáncer limitado a la mucosa (es decir, sin diseminación local o metástasis) es de cerca al 90 por ciento de los casos.

Si ha ocurrido extensión de la neoplasia a través de la pared del colon, esta tasa de supervivencia se reduce al 70 por ciento. Si llegó a ganglios linfáticos, la tasa de supervivencia es de 40 por ciento y si existe un estado de metástasis, es de 20 por ciento.

9 - Mantenimiento y control de la enfermedad

Los chequeos médicos deben ser periódicos y constantes para mantener monitoreada la lesión cancerosa, evitando que esta se propague a sitios cercanos o afecte otros sistemas del organismo.

El tratamientopocas veces es el mismo todo el tiempo. Es frecuente que el equipo que lleve el caos lo modifique o complemente con otros tratamientos a medida que la enfermedad evoluciona.

10 - ¿Qué hábitos tener para evitar la reincidencia de la enfermedad luego de la operación quirúrgica?

Después de una cirugía de resección de tumor (por métodos convencionales, laparotomía o colonoscopia) o de colectomía parcial (extracción de una porción dañada del colon) es recomendable adquirir hábitos protectores como una alimentación equilibrada que permita obtener más nutrientes vegetales y fibras, útil para tener un tránsito intestinal óptima.

Realizar actividad físicas y ejercicios aeróbicos que mantengan oxigenado al organismo y fortalecido el sistema cardiopulmonar también ha demostrado tener un efecto positivo, previniendo recaídas.

El mantenimiento de una salud mental equilibrada ha demostrado ser inesperadamente positivo en la prevención de enfermedades cancerígenas en el cuerpo. Los problemas emocionales y las sobrecargas mentales (como el estrés crónico, la ansiedad o la depresión) pueden llegar a desarmonizar muchos sistemas del organismo y, el más importante de ellos es el sistema gastrointestinal.

  • "Hacer una dieta rica en fruta y verdura, consumir poca carne roja, elminar el exceso grasas saturadas, tomar alcohol de forma puntual, realizar ejercicio, controlar el peso, no fumar…todas las “típicas” recomendaciones que se hacen en cualquier otra consulta de cualquiera especialidad médica, toman relevancia capital en la prevención del cáncer de colon."

    Dra. Rocio Llorca
    Dra. Rocio Llorca Especialista del área de Nutrición de Colón15

11 - Preguntas frecuentes

¿Hay diferencias entre el cáncer de colon en mujeres y hombres?

Pocas, pero si existen ligeras diferencias entre los casos de cáncer de colon y recto en hombres y mujeres. Por ejemplo, los hombres tienen mayor riesgo de padecer de cáncer a nivel del recto, en comparación con las mujeres, que desarrollan cáncer en el colon con más frecuencia.

En promedio, uno de cada 20 hombres y una de cada 30 mujeres serán afectados con cáncer de colon y recto antes de llegar a cumplir 75 años de edad.

¿Está relacionado con el Síndrome de Colon Irritable?

El síndrome de colon irritable (y cualquier otra patología intestinal inflamatoria como la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa) causa un cuadro clínico que se manifiesta con dolor persistente en el abdomen, intolerancia a algunos alimentos y desequilibrios del tránsito intestinal (diarrea o estreñimiento) debido a que las paredes del colon están debilitadas y se pueden inflamar con el paso de las heces, que en condiciones normales no debería ocurrir.

Esta enfermedad puede ser un factor de riesgo debido a que las paredes del colon pueden llegar a lesionarse y, con el paso de los años, desarrollar signos de cáncer (neoplasias) que podrían evolucionar hasta el cáncer de colon que ya se conoce.

¿Qué factores de riesgo podrían hacer que la enfermedad aparezca?

Edades avanzadas, antecedentes familiares o individuales de cáncer o enfermedades inflamatorias en el intestino, sobrepeso y obesidad, malos hábitos alimenticios (dietas bajas en fibra y altos en carnes rojas, grasas, procesados y enlatados), sedentarismo, diabetes, consumo excesivo de alcohol y fumar son factores de riesgo claves en el desarrollo de neoplasias en el sistema gastrointestinal y otros sistemas.

Allí entra la discusión de ¿es posible prevenir el cáncer?

La evidencia científica ha demostrado que el cáncer es una enfermedad prevenible por medio de hábitos saludables y disminuyendo los factores de riesgo. Incluso cuando la predisposición genética favorezca el inicio de procesos cancerosos, buenos hábitos de salud no sólo pueden retrasarlos sino aminorarlos a largo plazo.

 ¿Qué es un pólipo adenomatoso y cómo se trata?

Son masas benignas de tejido de las paredes del colon que pueden llegar a protruir hasta la luz intestinal, ocasionando en muchos casos molestias y obstrucciones. La mayoría de los casos de cáncer de colon y recto comenzaron en pacientes que referían síntomas de pólipos adenomatosos previamente, lo que indica que estos pueden llegar a hacerse malignos con el tiempo si no son tratados oportunamente. Es recomendable extraerlos por medio de cirugía (resección de pólipos) si crecen mucho o si el paciente tiene predisposición a cáncer de colon, por factores genéticos y de estilos de vida.

¿Complicaciones derivadas del cáncer de colon?

Es muy probable que si un caso de cáncer de colon y recto no ha recibido el tratamiento oportuno o la vigilancia médica apropiada ocurran complicaciones, como obstrucciones intestinales que si no se tratan a tiempo pueden desencadenar perforaciones intestinales y peritonitis.

12 - Precio y posibilidades de financiación en nuestra consulta de Sevilla

Proximámente

Referencias:
  1. Cáncer de colon y recto – American cancer society ttps://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-colon-o-recto.html
  2. Causas de cáncer de colon y recto – American Cancer Society https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-colon-o-recto/causas-riesgos-prevencion/factores-de-riesgo.html
  3. Pruebas y métodos de detección del cáncer de colon y recto – American cancer society                                  https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-colon-o-recto/causas-riesgos-prevencion/pruebas-geneticas-deteccion-y-prevencion.html
  4. Prevención del cáncer de colon y recto – American Cancer Society https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-colon-o-recto/causas-riesgos-prevencion/prevencion.html
  5. Cáncer colorrectal – Asociación Española de Gastroenterología https://www.aegastro.es/sites/default/files/archivos/ayudas-practicas/41_cancer_colorrectal.pdf
  6. Cáncer de colon – Gaceta Mexicana de Gastroenterología.                       http://www.gamosmeo.com/temp/suplemento%20v7%20no%204%202008%20cancer%20de%20colon.pdf

 

 

 

 

rocio llorca fernandez

¿Quiere preguntar o comentar algo
sobre tu caso? Hazlo ahora.

Déjanos un comentario más abajo o escríbenos para mayor privacidad a info@colon15.com

Deja un comentario

¿Qué andas buscando?