CHEQUEOS Y SCREENING
DE CÁNCER DE PULMÓN

LA DETECCIÓN PRECOZ Y EL SEGUIMIENTO SON VITALES

1 - ¿Qué es el cáncer de pulmón?

Se caracteriza por un crecimiento descontrolado y la diseminación de células anormales en los tejidos pulmonares. Estos tumores malignos pueden invadir y ocasionar daño en los tejidos y en el órgano, incluso puede trasladarse y proliferar a otras partes del organismo. El cáncer de pulmón se origina en estructuras del árbol respiratorio como por ejemplo la tráquea, los bronquios, los bronquiolos o los alvéolos.

Factores que predisponen al cáncer de pulmón:
  • Tabaquismo: se le atribuyen entre un 80% a 90% de los casos de cáncer de pulmón. Puede presentarse en fumadores o ex fumadores de cigarrillo, puros o pipas. También puede presentarse en personas no fumadoras, pero que están expuestas al humo del tabaco en sus lugares de trabajo o en el hogar, son llamados “fumadores pasivos”. El riesgo de cáncer de pulmón entre los fumadores es muchas veces mayor que entre los no fumadores. Cuanto más tiempo fume y cuantas más cajetillas consuma al día, mayor será su riesgo.
  • Contaminantes ambientales: exposición al arsénico, polvo de madera, vinilo, humo de carbón, asbesto, humo de soldadura, uranio, metales industriales de berilio y cromo, cromados de níquel, gases de motores de diesel, radón.
  • Enfermedades predisponentes: Fibrosis pulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), Linfoma o cáncer de mama (tratado con radioterapia torácica previamente), cáncer de cabeza, cuello o esófago.
sintomas chequeo cancer pulmon
Síntomas como los que aparecen en esta infografía pueden dar la alarma de que algo no anda bien. Su aparición, no obstante, debe ser revisada por un especialista, ya que sólo un diagnóstico diferencial profundo es capaz de indicar un screening de pulmón.

2 - ¿Cuáles son los síntomas que se pueden presentar en el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón en general no produce signos ni síntomas en los estadios más tempranos. Los signos y síntomas del cáncer de pulmón generalmente se presentan solo cuando la enfermedad está avanzada. Sin embargo el paciente puede presentar:

  • Tos persistente: suele ser el síntoma más frecuente, presentándose en un 50 – 75%; ocurre con mayor frecuencia en el cáncer de células escamosas y de células pequeñas, porque tienden a localizarse en la vía aérea central.

Cuando se presenta con tos productiva y una gran cantidad de secreciones mucosas puede ser indicativa de carcinoma broncoalveolar.

  • Hemoptisis, (expectoración con sangre) o esputo de color metal oxidado; suele aparecer cuando se ulcera la mucosa bronquial, aparece en un 25 – 50% de los pacientes con afectación endobronquial.
  • Dolor o molestias torácicas intermitentes: Se presenta cuando el tumor ya tiene una extensión pleural o mediastínica, se encuentra en el 20% de los pacientes y se localiza típicamente en el mismo lado del tumor.
  • Disnea: se da en casi el 25% de los pacientes; por lo general se debe al incremento de tos y expectoración. También puede deberse a la presencia de atelectasia o de neumonitis obstructiva y estar asociada a un derrame pleural.
  • Sibilancias o ruido al respirar: Si existen sibilancias localizadas puede ser debida a obstrucción parcial de un bronquio, mientras que los ruidos generalizados puede ser debido a obstrucción de la tráquea o bronquio principal.
  • Disfonía o ronquera, suele modificarse el timbre de voz haciéndose generalmente más grave.
  • Recurrentes infecciones respiratorias, como bronquitis y neumonías.
  • Bultos o masas en el cuello o la clavícula.
  • Malestar generalizado, debilidad, dolor de cabeza, fiebre, fatiga, dolor de los huesos, pérdida de apetito y de peso.
  • Acropaquia o inflamación de los dedos de manos y pies
resumen ver video

3 - ¿Qué tipos hay? Como se clasifica el cáncer de pulmón

Se clasifica en dos grandes grupos:

  • Carcinomas de células pequeñas o microcítico (CPCP) o (SCLC, por sus siglas en inglés):

Se da en 15 a 25% de los pacientes con cáncer de pulmón y tiene un comportamiento de crecimiento más acelerado, por lo general su diagnóstico es cuando se encuentra diseminado. 

  • Carcinomas no microcíticos o de células no pequeñas (CPCNP) o (NSCLC, por sus siglas en inglés) :

Incluyen principalmente al carcinoma epidermoide (25%), adenocarcinoma (40%) y carcinoma de células grandes (10%). Con un total del 75- 85% de todos los canceres de pulmón.

screenning pulmon sevilla colon
Apariencia típica del TAC preventivo anual, eficaz para detectar precozmente el cáncer de pulmón

4 - Diagnóstico precoz o screening

El cáncer de pulmón es el tumor maligno que más muertes provoca en España. Es una enfermedad con un pronóstico muy sombrío. Sólo el cáncer de pulmón es responsable de más fallecimientos que el cáncer de mama, de colon y de estómago juntos.

El motivo de la alta mortalidad de cáncer de pulmón es que se diagnostica casi siempre en fases avanzadas. Y por el contrario la mejora en el tratamiento de los otros tumores más frecuentes (como son el de mama y el de colon) se basa en unos programas detección precoz (Screening) muy efectivos y difundidos.

El diagnóstico en fases tempranas de la enfermedad es fundamental para todo tipo de cáncer y el de pulmón no es una excepción. Así, por ejemplo, la supervivencia de tumores de pulmón en fases precoces y menores de 1,5 cm es del 85%. Si comparamos con aquellos casos más avanzado con ganglios positivos, ésta es sólo del 25%, (sólo uno de cada cuatro sólo sobrevive) Y si observamos los estadios finales la supervivencia es sólo del 6%.

También se ha publicado que la supervivencia a los 10 años de casos precoces puede ser del 90% si se interviene en un mes desde el diagnóstico. Esto quiere decir que 9 de cada diez puede tener potencialmente buen pronóstico.

El problema, es que los tumores malignos de pulmón son silentes, rara vez dan algún síntoma en casos precoces y solamente se manifiestan cuando están muy avanzados…y ya llegamos tarde.

Por todos estos motivos, ya se están realizando en algunos países, como EEUU y Holanda, programas de detección precoz de cáncer de pulmón con escáner de baja dosis (TAC) con muy buenos resultados.

La primera prueba diagnóstica que se empleó para la detección precoz de cáncer de pulmón fue la radiografía simple de tórax (Rx T), ya que significaba una herramienta habitual y de fácil acceso en la práctica clínica, sin embargo, múltiples estudios realizados en los años 70 y 80, desestimaron su precisión diagnostica.

En el año 2011 la el Instituto Nacional del Cáncer publicó en The New England Journal of Medicine publicó los resultados de un estudio realizado por la National Lung Screening Trial (NLST), donde se demostró una reducción de la mortalidad por cáncer de pulmón mediante en el screening anual durante 3 años en pacientes fumadores en comparación con radiografía de tórax. Consistió en un ensayo clínico aleatorizado en el que se estudiaron fumadores de alto riesgo en dos grupos, con tomografía computarizada de dosis baja (TCBD) o con una radiografía de tórax la conclusión fue una reducción de la mortalidad por cáncer de pulmón en un 20% en la población estudiada con TCBD y de un 6,7% por otras causas en comparación con el grupo de la radiografía.

Según el grupo de especialistas que conforman The US Preventive Services Task Force (USPSTF)y estudian medicina basada en evidencia, existe alta certeza del beneficio neto moderado de la TCBD, y que se recomienda ofrecer y proveer su práctica como herramienta para el diagnóstico precoz del cáncer de pulmón.

¿Qué población es la ideal para someterse a este screening?

Para ser eficiente se aconseja hacer este tipo de estudios en personas en riesgo de padecer cáncer de pulmón. Estos son:

  • Personas entre 55 y 75 años de edad.
  • Historial de fumador importante (más de un paquete al día durante 30 años o de 2 paquete diarios durante 15 años).
  • Ser fumador activo o haber dejado de fumar hace menos de 15 años.
  • Tener antecedentes genéticos de cáncer o familiar cercano con algún tipo de tumor maligno.
  • Padecer de bronquitis crónica diagnosticada.
  • Aquellos que en su ambiente laboral están expuestos a algún agente carcinógeno.
Confirmación del diagnóstico del cáncer de pulmón

Para un adecuado diagnóstico de cáncer de pulmón, el paciente debe someterse a una serie de análisis, que le van aportan información importante al médico acerca del tipo de cáncer y cuál ha sido su alcance hasta el momento:

  • Anamnesis y exploración física: es una consulta inicial con el médico donde se obtiene información detallada sobre el paciente, donde se valora su edad, sus hábitos y factores de riesgo (tabaquismo, enfermedades predisponentes previas, exposición a contaminantes como asbesto y otros), presencia de signos y síntomas de la enfermedad. 
  • Análisis de laboratorios: permiten obtener información del estado general del paciente y descartar alteraciones de la función renal o hepática. Incluye hemograma, química general y estudio de coagulación.
  • Exámenes radiológicos: aportan imágenes que permiten identificar los signos del cáncer: Radiografía de tórax, Electrocardiograma, Tomografía Axial Computarizada (TAC) o Escáner, helicoidal con contraste de tórax y abdomen superior.

El motivo de la alta mortalidad de cáncer de pulmón es que se diagnostica casi siempre en fases avanzadas. De ahí la importancia de los chequeos.


5 - Técnicas y tecnologías de diagnóstico

Existen distintas herramientas diagnósticas que ayudan al grupo medico a determinar no solo la existencia de la enfermedad, sino también las características del cáncer, como: el tipo de tumor, la fase en que se encuentra y permitir decidir cuál sería el tratamiento más adecuado para el caso.

Pruebas por imagen

Por lo general se utilizan para conocer la ubicación del tumor y su forma además permiten identificar si ya existe diseminación o metástasis a distancia en otros órganos o ganglios linfáticos.

  • Radiografía de tórax: Es de rápida realización, fácil interpretación y su coste es bajo, sin embargo, no es la prueba de imagen más precisa. Con esta herramienta se puede visualizar la existencia de áreas sospechosas en el pulmón o estructuras óseas a grandes rasgos; tiene baja sensibilidad en la detección de nódulos, la detección de lesiones <1cm de tamaño es inusual mediante radiografías de tórax.

Su eficacia es ampliamente superada por el Tomografía computarizada (TC) tanto para el diagnóstico como para evaluar la extensión de las lesiones tumorales.

  • Tomografía axial computarizada (TAC): es un estudio radiológico con rayos X que produce imágenes del cuerpo en diferentes cortes; brinda un mayor detalle anatómico del tumor e identifica áreas óseas dañadas que podrían pasar desapercibidas con la radiografía simple.

La TC debe realizarse siempre al inicio del proceso diagnóstico del cáncer de pulmón, y de esta manera se confirma y brinda información sobre el pronóstico de la enfermedad en base a una estadificación precisa. Actualmente es la técnica diagnóstica más empleada.

  • Tomografía por emisión de positrones (PET): Es una técnica de imagen metabólica donde se inyecta glucosa radioactiva a través de la vena del paciente. Y se mide la el nivel de radioactividad que se puede concentrar en un tejido principalmente, esto se fundamente en el hecho de que los cánceres son tejidos que consumen una gran cantidad de glucosa a un ritmo mayor que otros tejidos normales.

Se puede utilizar la combinación de una TAC y una PET, proporcionan una información mayor donde se puede comparar áreas con mayor actividad metabólica obtenidas en la PET con el mayor detalle anatómico brindado por la TAC.

En los últimos años, el uso de la PET, PET-TAC ha  tenido una gran utilización formando parte principal de los protocolos diagnósticos.

  • Resonancia magnética (RM o RMN): Es el método de elección para estudiar la relación del tumor con otras estructuras, posee una mejor resolución de contraste que la TAC, permitiendo una eficaz evaluación de la relación del tumor con las estructuras mediastínicas y con pared torácica, sin necesidad de administrar contraste intravenoso.

Es la prueba de elección cuando existe sospecha de metástasis en la médula espinal o en el cerebro.

  • Gammagrafía ósea: se realiza en aquellos pacientes con signos y síntomas de metástasis óseas, como dolor o impotencia funcional, y también para su seguimiento. Aquí se administra una inyección del isotopo radioactivo, y esta sustancia se fija al hueso dañado, indicando la estructura lesionada. Generalmente no es necesario realizar esta prueba si previamente se ha realizado una PET/TAC. 
Marcadores tumorales y biológicos

Los marcadores tumorales son sustancias biológicas, producidas por las células tumorales o liberadas por el organismo, estas pueden ser detectadas y cuantificadas en la sangre, lavado broncoalveolar y líquido pleural.

  • Antígeno carcinoembrionario (CEA): Su incidencia de positividad varía entre un 52 al 77% en pacientes con carcinoma de pulmón en todos los estadios.
  • ECYFRA 21.1: Es muy específico, llegando al 95%, su sensibilidad es mayor en los cánceres de células escamosas y muy baja en los de células pequeñas.
  • Enolasa neuronal específica (NSE): Se ha empleado fundamentalmente en el Cáncer de Pulmón de células pequeñas, es útil en la monitorización de la enfermedad, determinando sus valores séricos pretratamiento y postratamiento.
  • Antígeno del carcinoma de células escamosas (SCC): es un marcador de las neoplasias epidermoides. Se ha utilizado con interés pronóstico, en la detección precoz de la recidiva y en la monitorización terapeútica. 
  • CA 125: es un antígeno relacionado fundamentalmente con el carcinoma de ovario, pero en el cáncer de pulmón se relaciona con el adenocarcinoma, y con un estado avanzando de la enfermedad.
Técnicas endoscópicas de diagnóstico y estadificación.

Esta son de gran utilidad ya que permiten la observación directamente el pulmón y las zonas próximas y, además, obtener muestras de ganglios linfáticos, tejido pulmonar y otros, para su posterior estudio mediante biopsia o citología.

  • Broncoscopia: consiste emplea un tubo flexible equipado con una cámara de vídeo en su extremo, denominado broncoscopio. El tubo se introduce a través de la nariz o la boca y pasa a través de la tráquea hasta llegar a los pulmones con el fin de obtener imágenes por todo este trayecto, para lograr esto se administra un sedante y se utiliza anestesia local.

Presenta gran importancia diagnostica para tumores centrales, los cuales son tumores endoscópicamente visibles, superando un rendimiento diagnostico mayor al 90%, sin embargo para las lesiones periféricas y de menor tamaño su eficacia disminuye considerablemente.

  • Biopsia con ultrasonido endobronquial (EBUS, en inglés): Se utiliza una sonda lineal, mediante un sistema de ultrasonido, y de esta manera se pueden observar ganglios linfáticos, vasos sanguíneos, corazón y masas tumorales.

Esta técnica permite realizar la toma de muestras para realizar una biopsia, permitiendo acceder a la zona entre los pulmones y el corazón (mediastino) a través del broncoscopio, sin necesidad de realizar ninguna incisión. También permite acceder a los ganglios linfáticos del mediastino para estadificar el tumor y valorar la resección.

La punción aspirativa guiada por ultrasonografía endobronquial (EBUS-PAAF) permite visualizar la aguja en el interior de la estructura en estudio en tiempo real y de esta manera obtener muestras del tejido, su indicación principal es la estadificación mediastínica en el carcinomas de células no pequeñas.

En un ensayo clínico se revisaron un total de 11 estudios que incluían un total de 1.299 pacientes, observándose una sensibilidad del 93% y la especificidad del 100% de esta técnica diagnóstica.

Técnicas quirúrgicas de diagnóstico y estatificación
  • Mediastinocopia copia cervical estándar y videomediastinoscopia: Es un procedimiento operatorio donde se utiliza anestesia general, se realiza una pequeña incisión 3 cm por encima del esternón, con el fin de acceder donde se encuentra la tráquea, realizando una disección digital pre y para traqueal bilateral, se introduce mediastinoscopio se exploran las regiones paratraqueales, peribronquiales, para poder biopsiar.

El videomediastinoscopio, incorporo imágenes de vídeo al mediastinoscopio convencional, para así tener una mejor visión de las estructuras y más comodidad de trabajo, esto resulto de gran utilidad para estudiar las diseminaciones en las áreas mediastinicas.

La baja tasa de complicaciones, y la rentabilidad diagnóstica, han hecho hasta ahora de la mediastinoscopia la técnica gold standard en el diagnóstico histológico en la área del mediastino superior. 

  • Punción transtorácica: Se realiza guiada por TAC aplicar anestesia local y, después, insertar una aguja en el tórax; permite obtener muestras de lesiones pulmonares periféricas, donde no es accesible el broncoscopio.
  • Toracoscopia: Se realiza bajo anestesia general, efectuando una pequeña incisión en el tórax, aquí el especialista introduce una cámara e instrumentos para la obtención de muestras y la valoración del estado pleural. 
  • Toracocentesis: Es un procedimiento donde se utiliza la inserción de una aguja entre los espacios intercostales, utilizando anestesia local, y de esta manera se procede a la extracción de líquido pleural por aspiración, se puede realizar con o sin asistencia por ecografía, se obtiene una muestra citológica para el diagnóstico y valoración de la afectación pleural.
  • "El cáncer de pulmón si no de trata precozmente es mortal. Tiene una dificultad añadida, y es que no da síntomas en sus fases iniciales (es silente). Pero afortunadamente existe la posibilidad de hacer una detección precoz. Si se trata en sus fases iniciales, sin duda, podemos ganar la batalla."    

    Dr. Miguel Congregado
    Dr. Miguel Congregado Cirujano especialista en el área de Cirugía Torácica

6 - Fases del cáncer de pulmón y la importancia de conocerlas

Conocer la estadificación del cáncer ayuda a obtener el conocimiento del grado de diseminación que presenta la enfermedad, además influye en el equipo médico para escoger el tratamiento que se va a utilizar, y si será realizado en monoterapia o en terapia combinada.

También de esta manera el cirujano evaluara la relación riesgo beneficio que tienen las opciones terapéuticas según las condiciones del paciente y el estadio en que se encuentre.

Los estadios del Cáncer de cáncer de pulmón de células pequeñas (SCLC) se divide en:

  • Estadio limitado: cuando el tumor afecta solo lado del tórax (hemitórax) y a ganglios linfáticos regionales de la misma zona
  • Estadio diseminado: cuando la enfermedad se ha extendido en ambos lados del tórax y a otros órganos como el hueso, cerebro, hígado y  a ganglios linfáticos alejados de la zona del tumor principal.

Para conocer el estadio del cáncer de pulmón de células no pequeñas los cirujanos se ayudan con el sistema TNM, esta es una clasificación que toma en cuenta el tamaño y localización del tumor, su extensión a ganglios linfáticos y si ha ocurrido la diseminación o metástasis.

Factor T: define la extensión del tumor principal.

Factor N: define la ausencia o presencia y extensión de metástasis en ganglios linfáticos regionales.

Factor M: define la ausencia o presencia de metástasis a distancia del tumor principal.

En base a esto el cáncer de pulmón cuenta con los siguientes estadios:

  • Estadio I: El tumor se encuentra localizado solamente en el pulmón.
  • Estadio II: El tumor está en el pulmón, pero el cáncer ha llegado a algunos ganglios linfáticos cercanos al tumor primario
  • Estadio III: El cáncer se ha diseminado a algunos ganglios linfáticos más alejados, como a los del centro del tórax, o se encuentra afectando a estructuras vitales cercanas a los pulmones, como: corazón, vasos sanguíneos mayores y vías respiratorias.
  • Estadio IV: El cáncer ha diseminado a otras partes del cuerpo: aparecen metástasis. Las metástasis pueden estar en huesos, hígado, riñones, cerebro.

LLÁMANOS PARA INFORMARTE, SIN COMPROMISO

615 55 11 55 | 955 22 38 88

Si necesitas información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamándonos a nuestro número de
teléfono arriba citado o enviando un mail a info@colon15.com

7 – Cuáles son las distintas alternativas de tratamiento en el cáncer de pulmón.

Para el tratamiento del cáncer de pulmón se tiene que tomar en cuenta varios factores importantes: el estadio en que se encuentra el cáncer; la localización el tipo de tumor, si se trata de un cáncer de células pequeñas o no pequeñas, si es un carcinoma de células escamosas o adenocarcinoma; además las condiciones generales del paciente, como: la edad, su estado nutricional, riesgo cardiovascular, estado de función pulmonar, y evaluar otras patologías que presente la persona.

En cada persona se evalúa sus circunstancias  y condiciones, pudiendo cambiar la opción terapéutica de un paciente a otro,  sin embargo en el cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC), hay unas pautas de tratamiento habituales que se determinan según el estadio del cáncer, las cuales son: cirugía, radioterapia, quimioterapia y terapia dirigida.

Estadio NSCLC y Tratamiento recomendado
I Cirugía
Radiación (si el individuo no puede tener cirugía)
II Cirugía
Radiación (si el individuo no puede tener cirugía)
Terapia adyuvante (generalmente después de cirugía)
IIIA Cirugía (si es posible)
Quimioterapia
Radiación
IIIB Cirugía (rara vez)
Quimioterapia
Radiación
IV Quimioterapia o terapia dirigida
Radioterapia paliativa (para reducir el dolor)

En aquellas lesiones malignas que se encuentra en un área pequeña y no han tenido mayor diseminación, la opción terapéutica de preferencia es el tratamiento local con cirugía y radiación.

Cuando el cáncer ha tenido una mayor diseminación y metástasis se utilizan opciones sistemas como la quimioterapia o terapia dirigida, ya que estas ejercen su efecto en todo el organismo al distribuirse por el torrente sanguíneo.

Por lo general se utilizan la combinación de las opciones terapéuticas durante todo el tratamiento. 

  • Cirugía: Puede utilizarse como opción diagnóstica y terapéutica, se utiliza en aquellos pacientes que poseen un tumor localizado donde la afectación es exclusiva en pulmón y no hay afectación de otros órganos ni grandes vasos.

Aquí se extirpa el tejido pulmonar, pudiendo ser solo un segmento, un lóbulo pulmonar o el pulmón completo, derecho o izquierdo; además se pueden extraer algunos tejidos circundantes como nódulos linfáticos. 

  • Radioterapia: Aquí se utilizan rayos con alta energía, como los rayos X u otro tipo de radiación, la cual destruye o impide el crecimiento de las células cancerígenas, esta radiación va dirigida  al área específica del cuerpo donde se haya el cáncer.

Se puede emplear de manera radical, para eliminar completamente el tumor o de manera paliativa, para tratar de reducir el tamaño del tumor y mejorar la calidad de vida.

Por lo general son sesiones que se realizan en 1 a 5 semanas, con una duración de 10 minutos.

En los carcinomas de célula pequeña se utiliza combinado con quimioterapia como opción terapéutica en la forma localizada 

  • Quimioterapia: en este tratamiento se utilizan drogas citotóxicas, las cuales destruyen las células tumorales o detienen su división y crecimiento, por lo general se utiliza el termino de quimioterapia convencional, que indica que esta terapia ataca tanto células cancerígenas como células sanas del organismo, en frecuencia son aquellas que poseen un rápido crecimiento como las que se encuentran en la sangre, los intestinos y el cabello.

Es utilizada en todas las fases del cáncer de pulmón de célula pequeña y en el cáncer de pulmón de célula no pequeña se puede o no utilizar en todas las fases excepto el estadio I.

Se llama quimioterapia adyuvante cuando se realiza posterior a una cirugía radical, para evitar o recaída local o a distancia. Cuando se realiza antes de la cirugía o radioterapia se le denomina quimioterapia neoadyuvante o preoperatoria, y por lo general se hace con el objetivo de reducir el tumor antes de la resección.

  • Terapia sistémica: Consiste en nuevos fármacos desarrollados dirigidos concretamente a las células tumorales y a los cambios genéticos y moleculares que presentan estas células y ayudan a su crecimiento.

Su utilización dependerá de las características del paciente, si presenta la modificación molecular o si se trata de una segunda o tercera línea de tratamiento,

En la actualidad es la más utilizada en el adenocarcinoma, un subtipo del cáncer de pulmón de células no pequeñas, y se puede utilizar como monoterapia o en combinación con quimioterapia para el tratamiento del cáncer de pulmón de célula no pequeña avanzado

8 – Precios del screening y el chequeo de Cáncer de pulmón en nuestra consulta de Sevilla.

El tratamiento quirúrgico para tratar el cáncer es muy costoso, pero sobre todo variable, ya que entran en juego multitud de factores diferentes específicos de cada caso a la hora de planificar una intervención.

Dentro de este post hemos querido centrarnos en el diagnóstico y el seguimiento. La sanidad pública en España (ya sea en el SAS – Servicio Andaluz de Sanidad o de cualquier otra comunidad autónoma) ofrece este servicio, pero lo hace con una lista de espera a menudo muy extensa. Cuatro, seis, o incluso en algunos casos ocho meses de espera son a menudo un tiempo precioso que no hemos de perder para tener a raya esta letal enfermedad.

En Colón15 damos la posibilidad de salir de dudas en apenas 48 horas, por un precio asequible, teniendo a su alcance la tecnología más novedosa, y por supuesto los mejores profesionales médicos:

250€

Este precio incluye: primera visita + prueba TAC + valoración de los resultados

¿Cuál es el procedimiento? Tras pedir una cita, el primer paso será una consulta médica con un especialista en cáncer de pulmón, revisión de la historia clínica y una exploración física minuciosa. Tras ello, se practicará un escáner de tórax de baja dosis (baja radiación).

Ante el hallazgo de alguna lesión pulmonar, se aplica una serie de tablas y cálculos sobre las características de estos nódulos por si basta con hacer un seguimiento con nuevos escáneres de baja dosis al año o cada dos años, realizar pruebas más específicas (como la Tomografía de Emisión de Positrones PET) o hacer una extirpación en quirófano para tener un diagnóstico de certeza.

Todo este mismo procedimiento, descrito para el screening (diagnóstico precoz) puede ser válido para el seguimiento de cualquier estadio de la enfermedad.

Referencias y bibliografía médico/científica:
  • Marina Ulla, Raúl Guillermo Espinosa y Karin Kopitowski. Screening de cáncer de pulmón: aportes de una reunión a la discusión interdisciplinaria. Vol 34 | Nº 2 | Junio 2014, Hospital Italiano de Buenos Aires.

https://www1.hospitalitaliano.org.ar/multimedia/archivos/noticias_attachs/47/documentos/17664_59-64-Ulla.pdf 

  • Am J Respir Crit Care Med. Serie de información al paciente de la ATS. Vol 182, P1-P2, American Thoracic Society

http://www.thoracic.org/

https://www.thoracic.org/patients/patient-resources/resources/spanish/what-is-lung-cancer.pdf

  • Documento de consenso Neumosur sobre el diagnóstico, estadificación y tratamiento del cáncer de pulmón. Rev Esp Patol Torac 2017; 29 (2) Suplemento 1: 5-12.

https://www.neumosur.net/files/publicaciones/Revistas/2017/DOCUMENTO-CANCER.pdf

  • DÑA. CONSTANZA MAXIMIANO ALONSO. CÁNCER DE PULMÓN. GUÍA PARA PACIENTES Y FAMILIARES PRIMERA EDICIÓN: MARZO DE 2014. MADRID. Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda de Madrid.

http://www.gepac.es/multimedia/gepac2016/pdf/GUIA_PULMON_GEPAC.pdf

  • European Lung Foundation.

https://www.europeanlung.org/es/enfermedades-pulmonares-e-informaci%C3%B3n/enfermedades-pulmonares/c%C3%A1ncer-de-pulm%C3%B3n

https://www.europeanlung.org/assets/files/es/publications/lung-cancer-factsheet-spa.pdf

  • American Cancer Society.

https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-pulmon.html

  • Centro de control de enfermedades.

https://www.cdc.gov/spanish/cancer/lung/basic_info/diagnosis_treatment.htm

dr miguel congregado

¿Quieres preguntar o comentar algo
sobre tu caso? Hazlo ahora.

Déjanos un comentario más abajo o escríbenos para mayor privacidad a info@colon15.com

Deja un comentario

¿Qué andas buscando?