MAMOPLASTIA
DE REDUCCIÓN

CIRUGÍA DE REDUCCIÓN DE PECHO

Un rasgo socialmente aceptado es un gran volumen de pecho, algo que algunas mujeres lucen con mucho orgullo, sintiéndose afortunadas por haber recibido un gran busto de forma natural. Muchas otras en cambio buscan aumentar sus senos de forma quirúrgica por tenerlos demasiado pequeños, o, mejor dicho, más pequeños que el canon establecido.

Sin embargo, para otras mujeres, la historia es muy diferente. Estas, a pesar de tener grandes senos que llaman la atención de todos, sienten verdadera frustración por un exceso de pecho que les causa grandes complicaciones no sólo a nivel físico, sino también a nivel emocional y social. Clínicamente, esta condición es conocida como gigantomastia.

Tras pasar muchos años con un pecho demasiado grande, una porción de este grupo de mujeres toma una decisión verdaderamente importante: la de reducir quirúrgicamente el tamaño de sus senos mediante una mamoplastia de reducción, un procedimiento bastante común hoy en día.

Pero antes de entrar en tema, hay que definir algunas cosas y tener en cuenta algunos detalles generales para poder entender mejor el procedimiento de reducción de mamas.

postoperatorio reduccion pecho colon sevilla
El miedo al quirófano es una constante en las pacientes jóvenes. Pero es algo que se combate con información y conocimiento. En nuestra consulta de Sevilla siempre animamos a que las pacientes traigan todas sus dudas y preguntas para ser resueltas por la Dra. Martínez.

1 - Breve anatomía del pecho. ¿Por qué hay mujeres con el pecho más grande que otras?

Anatómicamente, lo que conocemos como mamas están formadas principalmente por tejido adiposo (grasa) y por la glándula mamaria propiamente dicha. Cada mama se divide entre 15 a 20 lóbulos distribuidos desde el centro como los pétalos de una margarita.

A su vez, estos lóbulos se subdividen en lobulillos más pequeños que terminan en bulbos productores de leche materna. Todas estas estructuras se unen mediante los ductos lactíferos que desembocan en el pezón, porción central y carnosa de un área oscura de la mama conocida como areola.

De por sí, los senos no poseen tejido muscular alguno, sin embargo, los músculos pectorales principalmente se encuentran por debajo de cada mama, cubriendo las costillas y demás estructuras.

El riego sanguíneo de estas estructuras viene dado por ramas de las arterias torácicas, mientras que pequeñas venas son las encargadas de recoger la sangre usada y devolverla al corazón. Esta vascularización está acompañada por diversos vasos linfáticos que desembocan en ganglios linfáticos distribuidos por toda la región torácica.

Múltiples nervios le proporcionan la sensibilidad a estas estructuras mamarias, especialmente al complejo areola-pezón, siendo una de las zonas erógenas más sensibles de la mujer.

La principal razón por las que hay mujeres con el pecho más grande que otras es la genética. Así como cualquier otra característica física, la mujer está sujeta a la herencia familiar, existiendo así mujeres con pechos más pequeños y otras con pechos más grandes.

Sin embargo, el tamaño de las mamas también está influenciado por otros factores. El tejido adiposo mamario es uno de los que más se afecta con las oscilaciones del peso corporal, siendo de los primeros tejidos en disminuir al adelgazar y de los primeros en aumentar al incrementar el peso.

Los cambios hormonales también afectan el tamaño mamario, incrementándose en ciertas fases del ciclo menstrual y con el embarazo, y disminuyendo tras la menopausia debido a la atrofia glandular.

La afectación emocional de estas pacientes se nota muchas veces desde muy temprana edad, en plena etapa de desarrollo físico, donde otras personas con sus comentarios o incluso burlas hacen que estas se sientan incómodas.

2- Factores emocionales y físicos que sufren algunas mujeres con un pecho demasiado grande.

Como comentamos anteriormente, las mujeres con exceso de pecho son sometidas a diversas dificultades tanto emocionales como físicas. Estas pueden llegar a sentirse muy incómodas con su propio cuerpo, algo que disminuye su autoestima, genera baja confianza en sí mismas e incluso puede llegar a generar episodios de depresión.

La afectación emocional se nota muchas veces desde muy temprana edad, en plena etapa de desarrollo físico, donde otras personas con sus comentarios o incluso burlas hacen que estas se sientan incómodas, creando una imagen negativa de su cuerpo.

Con el tiempo, estos factores sociales y personales llevan a muchas chicas a ocultar un pecho demasiado grande a través de su ropa, o en última instancia por medio de una postura corporal retraída, modificando paulatinamente el estado de su columna vertebral. Se genera a raíz de ello dolor crónico de espalda, cuello, hombros y cabeza que llega a limitar sus actividades, requiriendo muchas veces la administración de analgésicos. Algo que por supuesto, el peso de los senos tiende a empeorar, pudiendo producir entumecimiento u hormigueo en brazos o manos debido a compresiones nerviosas a nivel de las vértebras. Otros problemas incluyen sarpullidos crónicos bajo las mamas y presencia de estrías en ellas.

Es una odisea para muchas encontrar un bañador o bikini que ponerse en la playa, o la incapacidad para participar en deportes o ejercicios físicos concretos. Es algo que la persona que lo sufre entiende, pero que a ojos de los demás se reduce y simplifica tan solo a que no “quieren llamar la atención por sus grandes pechos”. Y no, no es sólo eso.

3 - ¿Cómo es la técnica de la cirugía de reducción de pecho?

No importa cuál sea la razón por la cual una mujer quiera someterse a una mamoplastia de reducción, una mujer que demanda esta cirugía necesita ser escuchada, arropada y comprendida. Todos los detalles de este procedimiento deben ser discutidos con el cirujano antes de realizarse, puesto que no todos acaban en quirófano. La cirugía debe ser explicada para que la paciente entienda completamente lo que le sucederá a sus mamas y qué esperar posterior a la misma. Un buen cirujano aclarará todas las dudas que se tengan al respecto, mostrando cicatrices futuras, o incluso desaconsejando su intervención.

La reducción de mamas se realiza en el hospital VITHAS Aljarafe, tradicionalmente bajo anestesia general, aunque hoy en día en cada vez más casos donde el volumen mamario no es excesivo, el procedimiento se lleva a cabo bajo anestesia local con sedación aplicada en la región alrededor de las mamas.

La técnica a utilizar para la reducción mamaria dependerá principalmente de:

  • Las características físicas de la paciente.
  • La composición de las mamas.
  • La cantidad de tejido mamario a extraer.
  • Lo acordado entre el cirujano y la paciente antes de la cirugía.

Dependiendo de la técnica, la incisión a realizar puede ser un círculo alrededor de la areola, un patrón en ojo de cerradura o un patrón en T invertida. La grasa, el tejido glandular y la piel se eliminan a través de la incisión, pudiendo incluir también una liposucción en caso de que la cantidad de tejido mamario a retirar sea considerable.

El pezón se coloca en una posición acorde a las nuevas dimensiones de la mama, la areola es redimensionada según sea necesario y la piel se readapta al nuevo contenido. Al finalizar, el cirujano cerrará la incisión afrontando los bordes quirúrgicos a través de suturas que pueden disolverse o necesitarán ser removidas posteriormente.

Dependiendo del volumen de la mama y la técnica utilizada, la intervención quirúrgica puede durar entre 2 a 5 horas. Mucho de este tiempo es consumido colocando los puntos de sutura.

4 - ¿Qué cicatriz resulta tras la intervención?

La mamoplastia de reducción siempre deja cicatrices. Usualmente, estas desvanecen y suavizan con el tiempo, aunque existen ciertos casos (los menos) donde las mismas pueden volverse más oscuras o grumosas, formando queloides. El tamaño y forma de la cicatriz dependerán de la incisión elegida para realizar el procedimiento quirúrgico, siendo la incisión en T invertida la más extensa de todas.

Posterior a la intervención, el cirujano recomendará aplicar ciertos métodos locales para mejorar el aspecto de la cicatriz como cremas humectantes o remedios naturales. Sin embargo, la apariencia final de la misma dependerá mucho de las capacidades propias de la paciente en cuanto al proceso de cicatrización.

Algunas mujeres no se ven afectadas por estas cicatrices porque casi siempre se sitúan en áreas que pueden ser cubiertas por un sujetador o traje de baño.

5 - ¿Cómo es el post-operatorio y la recuperación de una mamoplastia de reducción?

Terminada la intervención, la paciente deberá permanecer ingresada en el hospital o centro quirúrgico de 24 a 48 horas, dependiendo de cada caso, para controlar su evolución.

Antes de dejar la mesa quirúrgica, el cirujano colocará unos drenajes entre las suturas para evitar la acumulación de sangre y otros fluidos en la zona operada,  minimizando el riesgo de complicaciones como infecciones. También colocará un vendaje elástico compresivo en el tórax para mantener todas las estructuras en su lugar, promoviendo la cicatrización y reduciendo la inflamación. El uso de un sujetador quirúrgico en este periodo también está recomendado.

Durante los días siguientes, los drenajes serán removidos cuando no drenen más exudado o el mismo sea mínimo, lo que puede durar entre 2 y 7 días aproximadamente. Entre el tercer y cuarto día se remueve el vendaje y se sustituye por uno que se coloca a nivel de los pezones y de las suturas, sosteniendo todo con un sujetador del tamaño adecuado. Dependiendo de las suturas utilizadas, estas podrán retirarse desde la primera a la tercera semana del post-operatorio.

La mayoría de las mujeres presentan algún dolor en los senos durante los primeros días después de la intervención y unas molestias más leves en las posteriores semanas. Sin embargo, estas dolencias son aliviadas con la administración de antiinflamatorios y analgésicos.

El proceso inflamatorio disminuirá poco a poco, produciendo también cambios a nivel del volumen y posición de los senos, los cuales tendrán una apariencia más normal con el pasar de las semanas. En cuanto a los hematomas, estos pueden durar varias semanas, desapareciendo paulatinamente.

Casi todas las pacientes pueden reanudar ciertos aspectos de su vida cotidiana al cabo de unos días luego de la operación, limitando algunos movimientos o ejercicios que tengan que ver especialmente con la elevación de los brazos o el levantar pesos. El retorno al trabajo y actividades sociales se puede hacer luego de un par de semanas. Las actividades más intensas asociadas al deporte y el sexo deberán evitarse al menos por las primeras 4 a 6 semanas post-operatorias.

mamoplastia reduccion colon sevilla
En todas las cirugías de mamoplastia de reducción se realiza una elevación (mastopexia), consiguiendo un aspecto mucho más estético, con el que casi la totalidad de las pacientes queda encantada con la diferencia antes-después.

6 - ¿Cuáles son los problemas o complicaciones típicos de esta intervención?

Las mujeres que se someten a esta intervención la mayoría de las veces quedan totalmente satisfechas, obteniendo un antes y después que mejora su vida en todos los aspectos. La mamoplastia de reducción puede hacer de los senos, unos más pequeños, ligeros, firmes, elevados, turgentes y uniformes, aliviando mucha de la sintomatología causada por tener un pecho demasiado grande.

Sin embargo, esta cirugía, como todas, puede tener ciertos riesgos y efectos secundarios asociados, los cuales son:

  • Infecciones: siempre existe la posibilidad de que alguna bacteria entre al cuerpo de la paciente durante o después de la operación. Siempre se indicarán antibióticos profilácticos para prevenir alguna infección. En caso de que se establezca una con síntomas propios como fiebre, escalofríos, enrojecimiento alrededor del sitio quirúrgico, etc., esta deberá ser manejada con los antibióticos y medidas adecuados a su complejidad.
  • Hemorragia excesiva: como toda cirugía, existe el riesgo de sangrado excesivo durante o posterior al procedimiento. Por esta razón, es necesario tener en cuenta posibles factores como enfermedades hematológicas, interacciones medicamentosas, puntos de sutura, etc. que incrementen el riesgo de producir estos episodios.
  • Pérdida de sensibilidad del pezón: en la mayoría de los casos se utilizan técnicas quirúrgicas que consiguen preservarla. Sin embargo, en el periodo post-operatorio podría notarse cierta alteración de la misma, pudiendo recuperarse parcial o totalmente durante los siguientes meses.
  • Muerte del tejido: dependiendo de los tejidos removidos durante la cirugía, en muy pocos casos, el suministro sanguíneo a la piel u otros tejidos podría interrumpirse, dando paso a la muerte tisular o necrosis de los mismos. Esta complicación deberá tratarse inmediatamente antes que afecte el resto de la zona.
  • Asimetría de las mamas: aunque los cirujanos, especialmente los plásticos, son muy cautelosos y meticulosos al momento de que cada seno tenga las mismas dimensiones, la asimetría de los mismos es algo que podría ocurrir. Pero esto no se debe únicamente a la deficiencia del cirujano, también puede producirse por la manera en que el cuerpo de la mujer responde a la operación. Dependerá de cada paciente si se queda con los resultados o consulta con otro cirujano.
pecho ideal colon sevilla
Es normal que la industria cosmética lance productos como cremas o aparatos de electroestimulación que prometen resultados reales a la hora de tratar un exceso de tallas en los senos. Pero nuestro consejo es que no gastéis dinero inútilmente, más vale ahorrar con calma que perder el tiempo fruto de la desesperación.

7 - ¿Hay alternativas que no requieran cirugía? ¿Son realmente eficaces?

Como se mencionó anteriormente en este artículo, el tamaño del busto puede variar en relación al peso corporal de cada paciente. Por esta razón, muchos de los métodos alternativos a la cirugía para reducir el exceso de pecho se basan en la pérdida de grasa por medio de dietas o ejercicios extenuantes.

Muchos recomiendan el consumo de elementos naturales como el té de jengibre, té verde, Omega-3, la linaza, cúrcuma, clara de huevo, etc. por tener una acción reductora de busto. Otros indican suplementos quemadores de grasa que aun y cuando estos pueden reducir considerablemente el porcentaje de grasa corporal en las pacientes, también pueden generar serias complicaciones para la salud.

Sin embargo, la verdad es que, si bien estos métodos podrían reducir media o hasta una copa completa, estos no están respaldados por la suficiente evidencia científica y apenas funcionan. Además, hay que tener en cuenta que en la intervención de mamoplastia de reducción también se realiza un realce de los senos, lo cual dota al conjunto del pecho de una armonía mucho mayor que si reducimos simplemente una talla.

En el plano estético, otras mujeres usan prendas para vestir como sostenes reductores o deportivos, camisetas compresoras, fajas para pechos, ropa que no se abulte en el pecho, tops oscuros, ropa que acentúe las caderas, etc. con el fin de aparentar tener un busto más pequeño. Sin embargo, como es obvio, ningunas de estas prendas proporcionan una solución permanente.

8 - Elevación de pecho (mastopexia) unida a una intervención de reducción.

Si bien estos dos procedimientos no son similares, muchas veces sí que van de la mano. La mastopexia es un método quirúrgico que los cirujanos usan para resolver la ptosis o caída excesiva de los senos que ocurre principalmente por la edad o cambios en el peso corporal de las pacientes.

Se trata de la reubicación del complejo areola-pezón a la posición anatómicamente correcta más la eliminación del tejido sobrante que va desde la aureola en dirección al cuello. Es común que en casos de exceso de pecho, exista una caída excesiva de los mismos, por lo que en la misma intervención de reducción mamaria se haría también una mastopexia.

9 - Las 3 preguntas más frecuentes en nuestra consulta de Sevilla:

¿Cuántas tallas puedo perder?La cantidad de tallas o copas perdidas es única para cada paciente.

Todo dependerá de las características físicas que se tengan al llegar a la primera consulta, (estatura, circunferencia torácica, cintura, cadera, tamaño de las mamas, etc.) por ende, la mamoplastia de reducción se trabajará en base a proporcionar las dimensiones mamarias acordes al cuerpo de cada mujer.

¿Podré dar en el futuro lactancia a mi hijo?

La mayoría de las técnicas quirúrgicas utilizadas actualmente intentan preservar en mayor grado la posibilidad de dar lactancia materna. Sin embargo, esta capacidad está relacionada con la existencia de lóbulos glandulares, ductos lactíferos que se conecten con el pezón y sensibilidad nerviosa del pezón para iniciar el reflejo de succión. Parte de estos elementos es eliminada durante la intervención, dejando una porción intacta con funcionalidad conservada. En cambio, en otros casos, la técnica utilizada elimina permanentemente la capacidad de lactar. Por estas razones, es recomendable aclarar todas las dudas que se tengan con el cirujano antes de la operación, señalando el deseo de dar lactancia materna en el futuro.

¿Puede realizarse a través de la Seguridad Social de mi comunidad?

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Estética y Reparadora (SECPRE), la Seguridad Social cubrirá únicamente los gastos de aquellas reducciones mamarias que tengan como objetivo el de mejorar la calidad de vida de la paciente ya sea porque está afectando su salud física o mental. Por ende, los casos meramente estéticos no se incluyen, favoreciendo a aquellos casos de asimetría mamaria (no por mala praxis) y gigantomastia.


10 – Precio y posibilidades de financiación mensual en nuestra consulta de Sevilla.

Sabemos que el aspecto económico es muy importante para ti. Por eso, queremos facilitar tu decisión con la posibilidad de que puedas pagar el precio final “todo incluido” de esta cirugía (valorada en 6000 €) en cómodos plazos, hasta 48 meses (4 años). Puedes usar la siguiente calculadora para configurar tu propia financiación y si lo deseas contactar con nosotros para una valoración con mayor profundidad.

FINANCIACIÓN MES A MES DEL TRATAMIENTO

El precio que se muestra es todo incluido. Hospitalización, consultas previas y posteriores, material, quirófano, etc.
3.5
2
Cuota mensual

Referencias / Bibliografías medicas y científicas:
  1. Guías de Práctica Clínica en Enfermedad Venosa Crónica – Dr. Carles Miquel Abbad Dr. Rodrigo Rial Horcajo Dra. Mª Dolores Ballesteros Ortega Dr. César García Madrid. ISBN: 978-84-944148-0-0
  2. Morrison, N. Use of Cyanoacrylate adhesive for Treatment of Incompetent Great Saphenous Veins: 12-month Results of the VeClose Trial, European Venous Forum, 2015.
  3. Morrison N, Gibson K, McEnroe S, Goldman M, King T, Weiss R, Cher D, Jones A. Randomized trial comparing cyanoacrylate embolization and radio frequency ablation for incompetent great saphenous veins (VeClose). J Vasc Surg.
  4. Almeida JI, Javier JJ, Mackay EG, Bautista C, Cher DJ, Proebstle TM. Two-year follow-up of first human use of cyanoacrylate adhesive for treatment of saphenous vein incompetence. Phlebology / Venous Forum of the Royal Society of Medicine, 2014.
  5. Proebstle TM, Alm J, Dimitri S et al. The European multicenter cohort study on cyanoacrylate embolization of refluxing great saphenous veins. J Vasc Surg Venous and Lymphat Disord.
doctora

¿Quieres preguntar o comentar algo
sobre tu caso? Hazlo ahora.

Déjanos un comentario más abajo o escríbenos para mayor privacidad a info@colon15.com

Deja un comentario

¿Qué andas buscando?