ABSCESOS, FÍSTULAS
E INFECCIONES ANORRECTALES

SOLUCIONES QUIRÚRGICAS DEFINITIVAS

1 - Abscesos y fístulas: diferencias y similitudes

Un absceso perianal es un acúmulo de pus en la zona de piel que está alrededor del ano y el recto. Es doloroso y suele ser la manifestación inicial de una infección(que se puede continuar como un proceso crónico de difícil tratamiento) o terminar como una fístula anal.

La fístula (también llamada fistula perianal o fistula anorrectal) es una complicación asociada a un absceso previo en la que se crea un conducto anómalo que comunica dicho absceso (dentro del canal rectal o anal) con la piel que está alrededor del ano o con el recto de nuevo, por la que se puede acumular o mover materia fecal. Esta última es menos frecuente que la primera pero tiene una mayor prioridad de tratamiento médico, debido a que pueden ocurrir complicaciones aún peores como por ejemplo, una infección anorrectal severa, que podría poner en peligro la vida del paciente de no tratarse adecuadamente.

 Anatomía del ano y del recto

La región anorrectal es la porción final del sistema digestivo, allí ocurre la eliminación definitiva de los desechos provenientes de los alimentos y sus nutrientes, los cuales ya fueron absorbidos y asimilados por el cuerpo para llevar a cabo sus funciones biológicas y mantener la vida.

El recto es el último segmento del intestino grueso, contiguo por su parte superior con el colon sigmoides y por debajo, con el ano. Su forma se asemeja a la de un tubo ensanchado y tiene la función de comprimir las heces para que sean excretadas, durante la defecación.

El ano es la abertura externa del recto, permite que las heces sean evacuadas en el momento correcto gracias a un conjunto de pequeños músculos a modo de anillos, llamados esfínteres anales.

La superficie interna de estas estructuras anatómicas es lisay casi siempre está humectada(por ser una mucosa), esto último se produce por medio de glándulas que constantemente secretan para mantener lubricado el canal anorrectal y facilitar las evacuaciones.

Los abscesos y las fístulas tienen su origen en estas glándulas ya que, al entrar cierta cantidad de heces en las pequeñas criptas ocurre una respuesta inmune de tipo inflamatoria que causa dolor y molestias.

2 - ¿Qué es una infección anorrectal?

La infección anorrectal es la presencia de bacterias patógenas dentro de las paredes del ano y del recto, como consecuencia a una invasión de gérmenes propios de las heces (de las cuales la más importante es la Escherichia Coli) al haber una “puerta de entrada” como una lesión, una herida o una glándula mucosa por la que puedan acceder.

Estas infecciones suelen comenzar de forma aparentemente inofensiva, con algo de picor o molestias al defecar pero, posteriormente pueden desencadenar procesos inflamatorios con acumulación de pus.

problema fistula coln sevilla
Los pacientes masculinos de entre 30 y 40 años de edad son los que más frecuentemente acuden al médico presentando este problema, si bien las mujeres de esa misma edad con varios partos anteriores o con problemas de hemorroides también lo padecen usualmente.

3 - ¿Puede un absceso perianal desencadenar una infección más grave?

Una infección anorrectal es una patología en la que pueden estar implicadas cierta cantidad de bacterias diferentes, dentro de las que se destacan: Escherichia Coli, Proteus Vulgaris, Bacteroides, Estreptococos y Estafilococos.

En condiciones normales, estas bacterias forman parte de la flora habitual de los intestinos, ayudando en la degradación final de las heces y en el mantenimiento de la función gastrointestinal. Algunas de ellas proveen vitaminas esenciales para el organismo, como la vitamina D3.

Pero en una infección localizada, como durante una infección anorrectal, estas bacterias pueden viajar por el torrente sanguíneo y depositarse en otros órganos del cuerpo, produciendo serias complicaciones:

  • Que es una infección de las capas de tejido que recubren el sistema nervioso, puede desencadenar cuadros neurológicos tan complicados como convulsiones.
  • Endocarditis, o infección en la capa más interna del corazón.
  • Neumonía.

Estas infecciones, si bien son muy poco frecuentes, tienen una mayor tasa de complicaciones. Por esta razón, las infecciones del ano y del recto no deben tomarse a la ligera, las complicaciones podrían ser en el peor de los casos, fatales.

fistula absceso anal coln sevilla
Los pacientes masculinos de entre 30 y 40 años de edad son los que más frecuentemente acuden al médico presentando este problema, si bien las mujeres de esa misma edad con varios partos anteriores o con problemas de hemorroides también lo padecen usualmente.

4 - Tengo molestias en la zona del ano ¿debo ir al médico?

Las molestias más comunes en el año y el recto corresponden a problemas de fácil resolución y que no requieren cuidados médicos de importancia. Dentro de esta lista se incluye la comezón rectal causada por parásitos intestinales (como los oxiuros) o pequeños rasguños ocasionados por heces muy duras o grandes cuando las personas padecen de estreñimiento.

Por otro lado, otro tipo de molestias podrían hacer suponer que existe un problema mayor, como por ejemplo dolor rectal intenso sin causa aparente o que dure por más de dos horas, hemorragias anorrectales, presencia de secreciones purulentas o con olor muy desagradable.

Especialmente el último síntoma (el pus) podría indicar que hay una infección que está afectando la piel del ano o el canal rectal.

Los abscesos anorrectales por su partecomienzan manifestándose con hinchazón marcada muy sensible a la palpación (es dolorosa) y enrojecimiento en la zona. La dificultad para estar sentados por varios minutos o el molesto roce que produce la ropa interior, también suelen estar presentes. Coloquialmente el paciente aludirá a un “grano grande” o a un “forúnculo”.

4.1 Diagnóstico de afecciones del ano y el recto

La evaluación médica de la región anorrectal comprende tres etapas (para asegurar que se están abarcando la mayor cantidad de aspectos relacionados):

  • Entrevista médica, que servirá para conocer los hábitos del paciente, cómo es su alimentación, en qué trabaja, si ha padecido de enfermedades gastrointestinales recientemente, qué tan regular son sus evacuaciones, si ha tenido problemas de hemorroides, entre otros.
  • Examen físico, que consiste en palpación externa, palpación en la zona que rodea el ano y tacto rectal para ver si existen anormalidades en la piel y mucosa del área o dolor.
  • Imágenes médicas como la tomografía computarizada o la resonancia magnética pélvica en el extremo de que sea necesario para descartar la presencia de masas de tejido (o de pus, en el caso de los abscesos y las fístulas) que se puedan estar desarrollando internamente.

 Cuando un paciente tiene un absceso o una fístula, la palpación o el diagnóstico por imágenes directo (como con el ultrasonido) suele ser tan doloroso que se hace necesario aplicar anestésico tópico, como cremas de lidocaína al 5%.

problema fistula anal colon sevilla
La fístula se extiende desde el canal hasta la superficie de la piel justo alrededor del ano. Las fístulas perianales son de tres tipos: inter-esfinterianas, trans-esfinterianas, supra-esfinterianas y extra-esfinterianas.

5 - Tratamientos y solciones ante una fistula o un absceso

5.1 ¿Cómo se trata un absceso perianal?

El tratamiento de los abscesos perianales debe ser tan pronto como su detección, para evitar que éste madure y crezca al punto de hacer dificultoso su tratamiento, que es el drenaje quirúrgico.

El drenaje quirúrgico de los abscesos en general consiste en realizar una o varias incisiones y comprimir el área para obligar que el pus salga de la cavidad corporal, y así realizar una limpieza con solución salina y antisépticos. Este procedimiento debe llevarse a cabo previo aplicación de anestesia local.

El uso de antibióticos orales o intravenosos, posterior al drenaje quirúrgico, está indicado en pacientes con inmunosupresión (como pacientes VIH positivoo con diabetes) o en casos de abscesos muy profundos, cercanos a grandes vasos sanguíneos.

5.2 Padezco de fístula anorrectal ¿podría una cirugía ayudarme?

 Las fístulas anorrectales se tratan a nivel médico con cirugía, ya que es la única forma que existe para reparar una comunicación anatómica anormal entre el canal rectal y la piel perianal (o con el recto, de nuevo).

Anteriormente, el abordaje quirúrgico de las fistulotomías era muy rudimentario y conllevaban algunas desventajas, y consistía en grandes incisiones a lo largo de toda la extensión de la fístula a modo de zanja que producían posteriormente, disfunciones en la actividad del músculo esfinteriano e incontinencias.

Actualmente, otras alternativas más ventajosas a ese abordaje incluyen la técnica de taponamiento biológico con colgajos de piel, instilaciones de fibrina o el procedimiento de ligadura del trayecto fistuloso interesfinteriano o LIFT (por sus siglas en inglés) en las que se secciona la fístula en su paso por el esfínter con un mínimo daño en la capacidad de contenencia, mejorando el estado postquirúrgico.

En pacientes con diarreas o con Enfermedad de Crohn (una inflamación crónica de los intestinos que cursa con diarrea y dolor abdominal), no se recomienda la fistulotomía debido al retardo que habría en el proceso de cicatrización.

5.3 Infecciones en el ano y el recto: manejo clínico

Las fístulas anorrectales y los abscesos perianales son de por sí, verdaderas infecciones (generalmente producidas por colonización de bacterias propias de las heces) que potencialmente, podrían evolucionar hasta grandes y dolorosas masas purulentas que invaden tejidos cercanos o, en el peor de los casos, pasar a sangre y producir un estado de septicemia.

Para prevenir la evolución de las infecciones, el tratamiento oportuno de las mismas pasa por la limpieza quirúrgica de la zona (en la medida de lo posible) y la administración de dosis de antibióticos de amplio espectro.

6 - Preguntas frecuentes en nuestra consulta de Sevilla

¿Qué pudo predisponerme a padecer una fístula anorrectal? 

Si bien, los abscesos perianales pueden ayudar a que este padecimiento tenga lugar, existen dos enfermedades íntimamente asociadas con el desarrollo de fístulas anorrectales:

 Enfermedad de Crohn: esta patología del sistema digestivo se caracteriza por cursar coninflamación crónica de la mucosa intestinal por problemas autoinmunes, suele favorecer el desarrollo de abscesos, fístulas anorrectales y diarreas persistentes.

  • Tuberculosis: aunque infrecuente ya en nuestro país, la tuberculosis (una infección pulmonar duradera) puede aumentar significativamente el riesgo de fístulas anorrectales.
  • También se ha observado que pacientes con diverticulitis, tumores en el sistema digestivo o traumatismos anales desarrollan fístulas anorrectales tiempo después.
¿Qué me ocasionó una infección en el ano o el recto?

Estas infecciones se producen por invasión bacteriana desde las heces, en las paredes del ano y del recto. Es un evento muy raro, pero como hemos visto ciertas patologías predisponen a ello. También lesiones traumáticas o factores genéticos pueden debilitar esa mucosa y hacer que los gérmenes entren, causando infección, es decir, la forma en la que el organismo responde ante esainvasión.

La infección puede incluir tanto signos y síntomas locales (como inflamación, rubor y calor) como sistémicos (fiebre, malestar general o diarrea).

¿Pudo una mala práctica sexual ser el origen de  mi padecimiento?

 Algunas prácticas sexuales, en particular el sexo anal con lubricación insuficiente, pueden causar irritación de la mucosa anorrectal o pequeñas laceraciones (rasguños) en la misma, incrementando el riesgo de que ciertos microorganismos colonicen el interior de las pequeñas glándulas anales, y den origen a los ya mencionados abscesos, fístulas e infecciones.

¿Fístula es lo mismo que fisura?

Una fístula se define como una comunicación anómala entre dos superficies corporales, una interna y una externa. En el caso de las que ocurren en la región anorrectal, un canal que se excava los tejidos desde el recto hasta el ano (o cerca de él) puede incluso, movilizar materia fecal de forma paralela y producir enfermedades infecciosas graves.

Ahora bien, una fisura anal es una herida que ocurre en la piel del ano por causas traumáticas (como un golpe intenso) o por distensión excesiva (como la que ocurre durante el sexo anal sin lubricación o cuando existen problemas de estreñimiento severo).

Suele mejorar en poco tiempo pero es bastante molesta y en algunos casos, cursa con pequeñas hemorragias.

¿Qué es una fístula rectovaginal y cómo se trata?

En algunas mujeres, el trayecto de las fístulas rectales puede desviarse anteriormentey producir una comunicación entre el canal rectal y el introito vaginal, conduciendo materia fecal hasta este último.

Las molestias son significativamente mayores que las fístulas anorrectales convencionales y es considerado como una verdadera urgencia médica.

El tratamiento de las fístulas recto – vagina corresponde a una cirugía que busque cerrarlasantes que las consecuencias inflamatorias e infecciosas sean tan severas, como para ascender hasta el útero o los ovarios, y comprometer su función.

7 - Precio y posibilidades de financiación en nuestra consulta de Sevilla

Proximámente

Referencias:
  1. ABSCESOS Y FÍSTULAS ANORRECTALES  – Revista de Coloproctología Mexicana. https://www.medigraphic.com/pdfs/juarez/ju-2013/ju134f.pdf   
  2. PATOLOGÍAS ANORRECTALES – Universidad Tecnológica de Pereira http://blog.utp.edu.co/cirugia/files/2011/07/patologiaanorectal2.pdf
  3. ABSCESO ANORRECTAL – Manual MSD para profesionales (en español) https://www.msdmanuals.com/es-ve/professional/trastornos-gastrointestinales/trastornos-anorrectales/absceso-anorrectal
  4. FÍSTULA ANORRECTALES – Manual MSD para profesionales (en español) https://www.msdmanuals.com/es-ve/professional/trastornos-gastrointestinales/trastornos-anorrectales/f%C3%ADstula-anorrectal
  5. MANEJO QUIRÚRGICO DE LA FÍSTULA ANAL – Revista de Gastroenterología de México http://www.revistagastroenterologiamexico.org/index.php?p=revista&tipo=pdf-simple&pii=X0375090604241605
octavio mulet

¿Quiere preguntar o comentar algo
sobre tu caso? Hazlo ahora.

Déjanos un comentario más abajo o escríbenos para mayor privacidad a info@colon15.com

Deja un comentario

¿Qué andas buscando?